Correo: ¿corporativo, personal, genérico?

Muchas veces, en las empresas, dudamos acerca del tipo de correo que debemos usar para comunicarnos con nuestros clientes.

A la hora de tomar la decisión, debemos tener en cuenta varios aspectos:

¿Dominio personalizado o genérico?

Si nos tomamos en serio nuestro negocio, sabremos que nuestra imagen cuenta, por lo tanto, siempre es preferible tener nuestro propio dominio de mail (correo@miempresa.es) que no uno genérico (miempresa@gmail.com). En cuanto a correo personalizado, proveedores como GMAIL o Microsoft, permiten usar su tecnología con nuestro propio dominio (cuentas de pago).

Una vez que tenemos claro el dominio que queremos usar y, sabiendo que tendrá un coste, debemos saber qué protocolo de transmisión de los mensajes usaremos.

¿Qué protocolo debería usar?

Existen dos protocolos principales en cuanto a la recepción de correo se refiere: POP, IMAP y MAPI.

A grandes rasgos, la diferencia principal entre estos protocolos es la seguridad de almacenamiento de los mismos; mientras que en POP3 una vez descargados los correos en el dispositivo configurado, se borran del servidor (en caso de pérdida del equipo/móvil, los correos se pierden; si tienes varios dispositivos, los conserva el primero que se haya conectado), en IMAP y Exchange, los correos son accesibles desde varios dispositivos ya que, al configurar-los, puedes almacenar una copia en el servidor antes de descargarlos a tu equipo.

Por otro lado, las cuentas POP carecen de copias de seguridad automática. Dicho esto, quedaría descartado el uso de POP para cuentas corporativas si nos importa tener nuestros correos a salvo.

¿Correo en el cloud u onpremise?

Además de las alternativas mencionadas anteriormente (Gmail/Office365), podemos tener nuestro servidor de correo Exchange dedicado para nuestra empresa. En este punto, debemos decidir si lo queremos en nuestra propia red/infraestructura o en un CPD.

¿En casa o en la nube?

Dependiendo de cuán importante sea nuestro correo y la privacidad que queramos, siempre es mejor que el correo nos los gestione alguien de confianza, con un trato muy personal. Además, trabajar con un servidor propio, gestionado por tus técnicos IT de confianza, te permite restaurar buzones, correos y realizar mantenimientos conforme a tus necesidades; tu eres quién decide cuando se detienen tus servicios. Si lo tienes en Office 365, Gmail u otros, los cortes de mantenimiento son inamovibles, la restauración de correos se hace tras un largo proceso de apertura de tickets, etc.

Entonces, ¿qué elijo?

En DST recomendamos usar Exchange, ya que nos da muchísima seguridad, es muy estable y se pueden recuperar correos sin problemas. Además, gracias al filtro antispam, se pueden realizar las tareas de mantenimiento en el horario que elijamos sin riesgo de perder correos ya que son retenidos por el antispam hasta que el servidor está operativo. Gracias a la tecnología de Exchange y nuestro sistema de copias de seguridad, tus correos están a salvo.

Si deseas más información, no dudes en contactar con nosotros a: info@dst.es.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies